viernes, 1 de julio de 2016

La calidad de la educación a distancia es, al menos, similar a la de la educación presencial (16,12)


Escribe Lorenzo García Aretio


Captura de pantalla 2016-06-20 a las 19.43.08
En 2009 publicábamos un libro que muy conscientemente titulábamos ¿Por qué va ganando la EaD? (García Aretio, 2009). Con ese título dábamos por supuesto que, en efecto, estamos convencidos de que, en cualquiera de sus formulaciones, la modalidad, la metodología, las prácticas, las propuestas o proyectos de EaD, han ido ganando terreno progresivamente y sin cesar, a lo que pudiéramos denominar como modalidad presencial o de docencia cara a cara sin mediación tecnológica.
Captura de pantalla 2016-06-20 a las 20.15.08Parece claro que las metodologías a distancia están arrebatando espacio y tiempo a las formas más convencionales de enseñar y aprender. Metodologías que priman el trabajo autónomo de los estudiantes, así como las actividades cooperativas y colaborativas donde estos mismos participantes aprenden con otros, de otros y para otros a través de las redes sociales, a través de comunidades de aprendizaje ancladas en soportes digitales o, lo que en la última década ha venido siendo más habitual, a través de plataformas virtuales o entornos virtuales de aprendizaje diseñados con fines docentes.
Así, quienes desde hace muchos años venimos abogando por el estudio, investigación, análisis, contraste y divulgación científica de las bases, fundamentos, estructura, métodos, posibilidades, etc., de la EaD en sus diferentes presentaciones, observamos con satisfacción que, ciertamente, ésta va conquistando terreno. Cada vez hay un mayor número de instituciones, de programas, de docentes e investigadores comprometidos, más estudiantes que confían en esta modalidad y, lo que es más importante, los resultados sobre eficacia y eficiencia que se vienen mostrando, calidad al fin y al cabo, aparecen al menos como de nivel similar a los de los procesos presenciales.
Captura de pantalla 2016-06-20 a las 20.14.54No fueron fáciles los primeros años en los que se implementaron las iniciales experiencias de universidades a distancia. Quizás nadie analizó con criterio, o pocos se refirieron con rigor a varias décadas de crecimiento de una enseñanza por correspondencia que posibilitaba el acceso a diferentes ofertas de formación cultural, profesional, reciclaje, etc., sin los requisitos tempo-espaciales propios de la docencia presencial. Esa enseñanza por correspondencia supuso la base de las primeras universidades a distancia.
Fundamentalmente, fue con el nacimiento de la Open University británica (1969/70), al ofertarse sus primeros títulos universitarios a distancia, cuando surgieron las mayores voces de alarma contra estas propuestas innovadoras. A partir de esa fecha la expansión de esta modalidad fue inusitada. Así, se crearon por todo el mundo potentes universidades a distancia de carácter unimodal, así como programas a distancia en universidades presenciales bimodales.
Sin embargo, no fue suficiente el impulso que a la modalidad regaló la creación de esas mega-universidades a distancia. Todavía se seguía dudando de la credibilidad de esta modalidad, de ahí que cada avance, cada propuesta debía justificarse hasta extremos. Permanentemente esta enseñanza no presencial precisaba de estudios científicos que avalaran su calidad. Un ejemplo de ellos son nuestras propias citas. Mostramos como ejemplo dos de hace unos cuantos años y referidas a la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de España.
En 1985, ¡hace treinta años!, escribíamos (García Aretio, 1985) lo siguiente:
“Efectivamente, y sin lugar a dudas, es la UNED la única Universidad española que desde su creación (1972) no ha cesado de realizar estudios para autoevaluarse y autocriticarse, que le están permitiendo conocer para qué sirve, a quién sirve, cómo sirve, cuáles son los frutos de ese servicio en contraste con los objetivos de su creación, etc. Cierto que es éste el único planteamiento serio que abrirá el camino de futuras mejoras y de una mayor eficacia del servicio…” (pág. 18).
Doce años después, en 1997, señalábamos (García Aretio, 1997):
… (con las investigaciones sobre la UNED) … Por una parte se mostraba y se explicaba a la sociedad qué tipo de Universidad es ésta, qué aspectos eran similares e idénticos a los de otras universidades presenciales y cuáles nos diferenciaban de ellas. En segundo lugar existía un cierto interés de autodefenderse de los infundados ataques –propios del escepticismo y del desconocimiento- de determinados colectivos más o menos cualificados y, en algunos casos, con intereses poco confesables. Y, en tercer lugar, interesaba investigar con el afán de mejorar dentro del ciclo evaluación-mejora-evaluación…” (pág. 14).
Captura de pantalla 2016-06-20 a las 20.14.40Nuestro convencimiento de que una EaD diseñada con rigor y aplicada con profesionalidad obtiene resultados, al menos similares a los de la educación en formatos presenciales, no lo sustentamos sólo en apreciaciones basadas en los años de experiencia en este campo, sino en la aproximación a numerosos trabajos que confirman lo que expresamos. Ya habíamos realizado una amplia investigación en la década de los años 80 del pasado siglo en la que buceamos en la eficacia y en el rendimiento de la EaD. La conclusión de estos estudios nos llevaba a la afirmación de que la eficacia de la UNED era, al menos, similar a la de la Universidad presencia. Y en aquella época las tecnologías eran las que eran. Es decir, no se trata de una afirmación reciente al amparo de las innumerables posibilidades que nos prestan las tecnologías avanzadas.
Estos estudios realizados por nosotros mismos, se han visto reforzados por numerosos trabajos que anteriores y, sobre todo, posteriores al nuestro han confirmado que la eficacia de un proceso educativo no está en la modalidad, sino en el rigor de los planteamientos pedagógicos que sustentan el diseño y desarrollo del proyecto. Así lo hemos tratado de probar a través de una recopilación de análisis y meta-análisis de destacadas investigaciones que han tenido por objeto contrastar resultados de aprendizaje en programas e instituciones de educación presencial y EaD y virtual (García Aretio y Ruíz Corbella, 2010; García Aretio, 2010).
En los citados estudios hemos llegado a recopilar revisiones, análisis y meta-análisis que llegan a agrupar en torno a unos 1000 trabajos que nos llevan a concluir que no existen diferencias significativas entre los resultados obtenidos en los formatos presenciales y en la modalidad a distancia. Si se desciende al detalle, podríamos apurar que la tendencia es favorable a los estudios a distancia. Los autores en los que nos basamos para afirmar lo que decimos, realizaron estudios fundados en numerosos trabajos científicos que se plantearon esta problemática. En nuestros artículos citados más arriba damos detalles al respecto.
En realidad, las conclusiones avalan lo que ya viene siendo común en este tipo de estudios, es decir, que el rendimiento de los estudiantes depende más de los diseños pedagógicos de cada acción formativa que de los recursos seleccionados para el aprendizaje. Con diseños rigurosos, sean en formatos presenciales o en modalidad a distancia, los resultados no difieren significativamente.
Cierto que existen estudios en sentido contrario, que pueden mostrar mejores resultados de los estudiantes que siguen propuestas de corte convencional. Sin embargo abundan más el otro tipo de trabajos probablemente por el triple empeño al que aludíamos en la anterior cita textual (García Aretio, 1997), aunque como decimos, muy centrados en los resultados y las calificaciones de determinadas pruebas de rendimiento, aunque también y cada vez más sobre las actitudes de los estudiantes o su grado de satisfacción. Pues bien, en la mayoría de estos estudios, la EaD no resulta desfavorecida.
En los trabajos más recientes, los referidos fundamentalmente a los años que llevamos de este siglo, irrumpen con fuerza modelos mixtos, de EaD, blended learning. Parece que los mejores resultados siempre vienen apoyando estas propuestas.
En una publicación del Departamento de Educación de Estados Unidos (Means y otros, 2010), en la que se realiza una búsqueda sistemática de la literatura de investigación desde 1996 hasta 2008, se identificaron más de un millar de estudios empíricos de aprendizaje en línea. La selección de estos estudios se basó en el contraste con la enseñanza presencial, en la medida de los resultados de aprendizaje y en la aplicación de diseños rigurosos de investigación, básicamente de carácter experimental o cuasiexperimental. Pues bien, tras esa revisión se encontró que, como promedio, los estudiantes en el aprendizaje en línea mostraron mejores resultados que los que recibieron programas cara a cara. Por otra parte, fueron superiores a ambas prácticas, los resultados de aquellos estudiantes que siguieron la modalidad de blended-learning.
Otra revisión más reciente sobre numerosas investigaciones relacionadas con este tema, que hemos tenido ocasión de consultar, continua insistiendo en que no existen diferencias significativas entre los resultados obtenidos en procesos formativos en formatos presenciales o virtuales (Carey y Trick, 2013).
Finalmente, un más cercano informe, de 2015, titulado Preparing for the Digital Universitycoordinado por Siemens Gasevic y Dawson y financiado por la Fundación Gates dedica una parte principal a estudiar el estado de la educación a distancia. Otros apartados se centran en el blended learning, en la enseñanza virtual, a la evaluación y acreditación de estos programas y a los MOOC. Respecto al apartado referido a la educación a distancia que comprende un metanálisis de 37 estudios y revisiones, se llega a concluir con evidencias que la calidad de los estudios a distancia son comparables o mejores que los tradicionales de educación presencial.
En consecuencia, el mayor número de investigaciones evidencian que la eficacia en la educación no depende de los recursos tecnológicos, ni de los propios profesores, ni de los estudiantes, aunque todos ellos son decisivos, sino de la calidad de sus diseños pedagógicos. De ahí que, como decimos, no exista una diferencia significativa entre ambas modalidades.
En fin, los estudiantes a distancia no salen perjudicados en sus aprendizajes por seguir un curso en modalidad diferente a la convencional, que era en definitiva la crítica que se venía haciendo de la metodología a distancia al tratarla como una enseñanza de segundo nivel, una opción de calidad claramente inferior. Afirmaciones éstas que las investigaciones han desmentido clamorosamente avalando, en muchos casos, exactamente lo contrario.
Referencias
  • Carey, T. y Trick, D. (2013). How Online Learning Affects Productivity, Cost and Quality in Higher Education: An Environmental Scan and Review of the Literature. Toronto: Higher Education Quality Council of Ontario.
  • García Aretio, L. (1985). Licenciados extremeños de la UNED. Badajoz: UNED-Mérida.
  • García Aretio, L. (1997) (coord.). Investigar para mejorar la calidad de la Universidad. Madrid: UNED.
  • García Aretio, L. (2009). ¿Por qué va ganando la educación a distancia? Madrid: UNED.
  • García Aretio, L. (2010). ¿Se sigue dudando de la educación a distancia? Revista Española Orientación y Psicopedagogía, Vol. 21 (2), pp. 240-250.
  • García Aretio, L. y Ruíz Corbella, M. (2010) La eficacia de la educación a distancia: ¿un problema resuelto? Teoría de la educación, Vol. 22 (1), pp. 141-162.
  • Means, B.; Toyama, Y.; Murphy, R.; Bakia, M.; Jones, K. (2010). Evaluation of Evidence-Based Practices in Online Learning: A Meta-Analysis and Review of Online Learning Studies. Washington: U.S. Department of Education.
  • Siemens, G.; Gasevic, D.; and Dawson, S. (2015). Preparing for the digital university: a review of the history and current state of distance, blended, and online learning. Bill & Melinda Gates Foundation, Athabasca University 
Citar así esta entrada:
García Aretio, L. (20/06/2016). La calidad de la educación a distancia es, al menos, similar a la de la educación presencial (16,12). Contextos universitarios mediados. (ISSN: 2340-552X). Recuperado de http://aretio.hypotheses.org/2176.
Tomado de Contextos universitarios mediados con permiso de su autor

miércoles, 29 de junio de 2016

Universidad, conocimientos y trabajo.

Escribe Juan Domingo Farnós 


b9020


Preguntas y más preguntas de cada día, de esta parte del mundo y de la otro…

¿Qué elementos debe reunir un recurso educativo de éxito?

Sería muy fácil definirlo: aquellos elementos, de la clase que sean, que hagan que se produzca el aprendizaje que se pretenda, pero no por la parte del docente, sino del discente. Por tanto cualquier instrumento, cualquier herramienta, cualquier metodología… que pueda generar aprendizaje y educación, será buena. Como consecuencia deben ser todos adaptados a las características personalizadas de los usuarios de los mismos, ya que de lo contrario, ¿cómo puede tener éxito algo que no nos gusta o que no nos interesa?… Es por ello que la Educación no puede gestionarse como lo está haciendo ahora, de manera jerarquizada y obligatoria, con formatos de aprendizaje (currículum) homogéneos y estáticos, eso debe cambiar si de verdad queremos tener éxito en la nueva educación 2.0.

¿Hasta qué punto la lógica de las redes sociales se puede trasladar al desarrollo de una asignatura, de una formación universitaria, no a la antigua, si no dentro de un nuevo paradigma?

Sus características abiertas hacen que en la educación oficial y formal actual, sea prácticamente imposible llevarse a cabo, de hecho se hace pero de manera testimonial en algunos lugares y fuera de ámbitos curriculares. ¿Si se puede o mejor dicho, se debe hacer? Por supuesto, el aprendizaje con la Web 2.0 es básico para la educación de la Sociedad de la Información y del Conocimiento y por tanto las redes sociales, en sus múltiples variantes, son un elemento más dentro de este gran espectro, siendo su potencialidad conectiva y de relación, enormes y como consecuencia ideales para una educación abierta y masiva.

¿Qué modelo (local, nacional o internacional) de integración de tecnología 2.0 y enseñanza destacaría? ¿Por qué?

Realmente se han iniciado muchos: el Plan Ceibal en Uruguay, quizás el pionero, ordenadores 1×1 en Argentina, Escuela 2.0 en España… pero o apenas se llevan a cabo, o bien por falta de financiación o por falta de convencimiento, o lo peor de los casos, por miedo a lo desconocido. Queda mucho camino por recorrer y lo primero que debe hacerse es dejar la Educación en manos de la Sociedad, ya que esta aprende por sí misma y con ayuda de las TIC. La Educación abierta, inclusiva, ubicua y masiva…será la Educación del futuro. Queramos o no, es lo que la sociedad quiere.

Aunque ninguno lleva a un cambio de paradigma, no porque no trabajen y no innoven, pero es precisamente por eso, porque las innovaciones nunca conducen a un cambio de cultura, lo que hacen ea estabilizarla, adornarla, mejorarla, pero nunca podrán hacer que el paradigma se transforma en otro.

Datos estadísticos revelan que hay otro tornado que se acerca la educación superior y el crecimiento económico. Esto está representado por la marginación juvenil. Una generación entera está descubriendo ahora que la creencia desde hace mucho tiempo que la educación es el camino para encontrar un trabajo decente es más que una mentira o, en lo mejor, está sobrevalorado. En todo el mundo, un número creciente de graduados se están dando cuenta de que muy pocos empleos disponibles para los jóvenes y que la mayoría de los que están disponibles, no requieren un título universitario. El impacto en la sostenibilidad económica a medio y largo plazo y los costos sociales se ha de preocuparse gobiernos, poner la educación en el centro de un intenso debate.

“El contrato social está empezando a desmoronarse en muchos países. Sin una estrategia global para el crecimiento inclusivo, la desigualdad seguirá aumentando “.

Los efectos de la ruptura del contrato social siguen siendo mayormente desapercibida por las universidades. ¿Las presiones externas cambiarán esto?. Una fuente será la dificultad creciente de encontrar estudiantes dispuestos a endeudarse sin garantía de que un diploma asegurará un mejor futuro o incluso la posibilidad de pagar decenas de miles de dólares, euros… gastados en las tasas de matrícula y los costos asociados. Otra es que la población estudiantil se reducirá con el tiempo como resultado de un cambio global en la demografía, tales como envejecimiento de la población y las tasas reducidas de nacimiento en el Oeste. Además, los efectos a largo plazo de subempleo y desempleo juvenil tendrá un impacto directo sobre las empresas y las economías: en la “sociedad del conocimiento” los trabajadores jubilados difícilmente tendrán suplentes.

Las universidades eran escenarios cómodos para permanecer alineados con los dogmas populares y ninguna voz se escuchó desde la torres de marfil para advertir a los ciudadanos de que los pilares estaban podridos, las burbujas se revientan y la crisis financiera mundial era inevitable. Es más importante que nunca para revitalizar la vida académica con las piezas que realmente puede involucrar a los estudiantes y tener el potencial de aportar respuestas a las crisis actuales y futuras.

“La función principal de una universidad es descubrir y difundir conocimientos por medio de la investigación y la docencia. Para cumplir esta función un libre intercambio de ideas es necesario no sólo dentro de sus paredes, pero con el más allá también. De ello se desprende que una universidad debe hacer todo lo posible para asegurar en ella el mayor grado de libertad intelectual. La historia del desarrollo intelectual y descubrimiento demuestra claramente la necesidad de la libertad sin restricciones, el derecho a pensar lo impensable, el innombrable discutir y cuestionar la indiscutible “


Elementos trascendentales que pocas veces juntamos…
          -Los cambios de la actual revolución científica .
          -Nuevos paradigmas.
          -Cambios disruptivos.
          -Educación disruptivos (cambios de roles) .
          -Cambios exponenciales. 
          -La Redarquía (horizontalidad, ” basada en la transparencia y la confianza , sin  responsabilidad y compromiso”, no es posible)
          -Sociedad del conocimiento, algoritmos, metadatos, Tic’s ,web 3.0 , aprendizaje en red,  universidad 4.0 (la estructura, la jerarquía actual con sus parámetros actuales no son posible los cambios, es necesario otro paradigma social)


En un futuro próximo, todo el aprendizaje no tendrá límites, ya que no será generalizado, si no personalizado, por lo que los límites no los pondrán los SISTEMAS, si no las propias personas. (Geoge Siemens-Juan Domingo Farnós).

Por esa misma razón no entiendo como la sociedad permite que la educación siga el camino equivocado y que no se ponga a trabajar para establecer una Educación Disruptiva, más necesaria hoy que nunca, porque estamos en una crisis sitemica y es la única manera de superarla, que se entienda de una vez que la educación y el trabajo deben fusionarse en la misma y única cosa, quizás estemos ante el reto más importante y trascendente de cambio de modelo de sociedad de toda la historia, pero la época que vivimos lo pide y su GRANDIOSIDAD, nos obliga a hacerlo, si no podemos quedar no solo anclados si no caer en una implosión sin fin–

Pero puedo entenderlo como una manera de “distracción”, un fenómeno propio de la cultura occidental que cuando no ha visto salidas con la “certidumbre” necesaria, se ha escudado en caminos que hacen que el tiempo pase hasta que “de manera casi sin querer y por inercia” las cosas vuelvan a “su redil”, pero que por su escasez de ideas para tomar decisiones, pierde el tiempo en subterfugios innecesarios..

El conocimiento y el trabajo docente cada vez valen menos por sí mismos y más por sus capacidades para producir valor económico, que llega a realizarse bajo la forma del arancel universitario. Esta transformación se concreta en la organización del trabajo, al que pretende modernizar y racionalizar, cuando en realidad se trata de extender la dominación del capital sobre el trabajo, la universidad por este camino tiene una oportunidad, la cuestión es si será capaz de entenderlo y utilizarlo o por contra, cerrará sus muros y prefirirá ser como siempre “la bella dama” guardiana de un conocimiento que como hemos significado, por si solo no vale ya “ni un cuarto”

Por tanto afirmamos que es posible disolver el trabajo académico en el tejido de la sociedad en su trabajo intelectual, a través del cual se hace posible otra imagen de la sociedad y la producción social. Aquí las ideas del cooperativismo y la práctica abierta sin miedo, sustentan una política de alianzas entre aprendizajes-trabajo, pero no regentados por la universidad, si no por la propia sociedad, por lo que cambiaría completamente el actual estado de las cosas…


Tomado de Juandon. Innovación y conocimiento con permiso de su autor

lunes, 27 de junio de 2016

La RIED sin acceso hasta el 4 de julio

A causa de la realización de labores técnicas de mantenimiento la RIED y todas las revistas científicas digitales soportadas en OJS de la UNED, así como otros servicios de esta Universidad, dejarán de funcionar temporalmente durante el periodo comprendido entre el 27 de junio y el 1 de julio de 2016, ambos incluidos.


Éste es el aviso que surge si se pulsa en la URL de RIED: http://revistas.uned.es/index.php/ried :


POR TANTO, A PARTIR DEL 4 DE JULIO TODO QUEDARÁ RESTABLECIDO DE NUEVO


Talento conectado

Escribe Javier Tourón

Es frecuente que los estudiantes más capaces NO reciban el estímulo que necesitan en la escuela o centro educativo al que asisten, por razones que ya he explicado muchas veces, pero que la escuela ignora de manera sistemática.
“Agrupar a los niños por edad significa aceptar lo inaceptable, que todos tienen las mismas necesidades educativas, velocidad de aprendizaje parecida, motivación e intereses comunes o estilos de aprendizaje cercanos”.
Todos sabemos que esto no es así, por eso, es imprescindible que la escuela navegue en la ruta de lapersonalización del aprendizaje. Esto tardará más de lo que los alumnos y sus familias pueden esperar… y el desarrollo social del país también. Cambiará, y la sociedad civil cada vez va tomando más conciencia de la necesidad de actuar, como es el caso de la recientemente creada plataforma de apoyo a las altas capacidades.
PERSONALIZACIÓN DEL APRENDIZAJE
Pero no solo se aprende en la escuela, ni en los libros de texto o a partir de un currículo cerrado. Se aprende en muchos otros lugares, momentos y temas. ¿Recordáis aquél lema de aprende Anything.AnytimeAnywhere?
Para aprender de lo que nos interesa, cuando nos venga bien y desde cualquier parte, hay soluciones de gran interés como la que hoy os presento: la web Cogito.org desarrollada desde 2006 por el Center for Talented Youth de la Universidad Johns Hopkins, una de las principales universidades del mundo y la institución norteamericana que más invierte en investigación, con la que me une una relación de más de 20 años, como muchos sabéis.
TALENTO CONECTADO 03 INED21
Conecting Young Thinkers Around the World1
Este es el lema de esta iniciativa y eso es, precisamente, lo que pretenden. Crear un espacio para que jóvenes entre 13 y 18 años con intereses en las disciplinas que en inglés se engloban en el acrónimoSTEM (ScienceTechnologyEngineeringMedicine), Ciencias, Tecnología, Ingenieria y Medicina, se encuentren y puedan profundizar en los temas que les atraen.
Cogito.org es una comunidad en línea premiada, en la que los estudiantes pueden participar en entrevistas en línea con científicos y matemáticos de todas las edades; leer innumerables artículos, noticias, ensayos, reseñas de libros, encontrar vídeos y blogs relacionados con temas de Ciencia y Matemáticas; y acceder a una base de datos de los programas académicos y concursos de Matemáticas y Ciencias más relevantes del mundo. Vamos algo así como una ventana a un mundo fascinante que está a golpe de clic (¡la tecnología no deja de asombrarme!).
Cogito también cuenta con foros donde los miembros pueden discutir cuestiones científicas y relacionadas con las Matemáticas, así como con sus futuras carreras y otros temas educativos. Esta web recibió el premio SPORE de la revista Science (Science Prize for Online Resources in Education); también ha ganado el Gold Award from the Parents’ Choice Foundation, como uno de los sitios web de la más alta calidad dirigidos a niños y adultos jóvenes.
Inspirado e inicialmente financiado por la Fundación John Templeton, Cogito se lanzó en 2006 como un esfuerzo de colaboración entre CTY y otros ocho socios —todas las organizaciones de reconocido prestigio que sirven a los jóvenes más capaces—. Hoy en día, Cogito fomenta la educación y el desarrollo de los estudiantes pre-universitarios de alta capacidad académica de todo el mundo. Otras organizaciones que sirven a estudiantes excepcionales, incluidos los patrocinadores de las competiciones más importantes de Matemáticas y Ciencias y educadores que trabajan con los estudiantes en países fuera de los Estados Unidos, puede convertirse en afiliados Cogito y nominar a los estudiantes para ser miembros.
La plataforma está en inglés, lo que en los tiempos que corren o no es un problema o debe dejar de serlo cuanto antes.
Una ventana a un mundo fascinante que está
a golpe de clic
Tanto en casa como en la escuela, o cualquier otro lugar, esta plataforma permite a los alumnos adentrarse en un mundo fascinante de conocimiento y entrar en contacto con otros estudiantes con intereses similares de muchos lugares del mundo.
Aunque hay una parte pública muy extensa, quizá lo más importante para los verdaderamente interesados es afiliarse y convertirse en miembro, algo que es completamente gratuito, basta una recomendación argumentada de algún profesor. Nosotros en el pasado lo hicimos desde CTY España, como algunos recordaréis.
Aquí tenéis los padres y profesores un camino espléndido para mantener los intereses y afanes de aprendizaje de vuestros hijos o alumnos.
¡No me digas que no se puede,
será que tú no quieres!

N. del E.: ‘Conectando a los jóvenes pensadores de todo el mundo’.


Tomado de INED21 con permiso de su autor

sábado, 25 de junio de 2016

Estar informado (semanal - 25/06/2016)

¿Estamos haciendo Elearning en serio?:  http://bit.ly/28TCuBL 

Why University Learning Management Systems are the temporary classrooms of today | https://t.co/2hIWPSs9rZ

Tecnologia Educativa Apropiada y Critica: La progresiva e irreversible convergencia tecnológica edu... | https://t.co/9q11us7FjG

Los MOOC y Miriada X (16,7) | https://t.co/Ri1lqL2u5g

Gestión de datos científicos – el papel de los profesionales de la información y el desafío de dato... | https://t.co/2i7rRxBQgU

Giving Young People an Alternative to College | https://t.co/IHiZLAMlhL

ePortfolio: Changing the Rhetoric of Technology Adoption  | https://t.co/OPNiVVzPhP

¿…Y ANTES DE LOS MOOC? | https://t.co/tqHtVVkRKa

Los MOOC y la educación universitaria | https://t.co/XkuupwLXFm

Tecnologías digitales al servicio de la calidad educativa. Una propuesta de cambio centrada en el a... | https://t.co/SXInbPMKsj

Algunos apuntes sobre la educación y la universidad en la Sociedad del Conocimiento | https://t.co/zbXXS4xTOn

Get Learners Moving With Mobile Devices | https://t.co/GXaEyelQcP

Mucho por hacer, pero en el buen camino:  http://bit.ly/28Tdzhb 

Generación Z:  ¿Quiénes son y cómo capacitarlos? | https://t.co/UQtySZKqQI

7 Factors For Ensuring a Successful eLearning Implementation |https://t.co/dLJBBLu8cc

Habilidades y competencias del siglo XXI para los aprendices del ... | https://t.co/qqehfghCiO

Remix culture and education | https://t.co/1rQlFkMewZ

CUED: EI. Educación inclusiva | https://t.co/hPWrai0Ruo

CUED: Pedagógicamente, ¿cambia algo Internet? (16,11) | https://t.co/rLfOKVgHgk

Critical Analysis and Information Literacy | https://t.co/49vzbZQsnD

Los nuevos espejos métricos de la ciencia: Google Scholar, ResearchGate y otras redes sociales | https://t.co/jcuQ1x9E7o

Las revistas Iberoamericanas en JCR 2015 | https://t.co/LzlebYSqfm

Educación inclusiva:  http://bit.ly/28O3x2H 

Datos abiertos: fuentes de información sobre datos públicos |https://t.co/TZc8NGSv20

Altmetrics: medición de la influencia de los medios en el impacto social de la investigación | https://t.co/MwXNjCYMg8

A Teacher's Guide to Long Distance Tutoring | Edudemic | https://t.co/Gl2kft4JZI

Estado de los Medios de Comunicación 2016 | https://t.co/DKiFRrhNNY

Dispelling the 5 Myths of Microlearning | https://t.co/ymOr48I7Hh

Resultados de la convocatoria 2016 para la renovación del Sello de Calidad FECYT |https://t.co/OnqZ55xnCs

Cómo usan internet y el móvil los menores en España | https://t.co/8RVYPzwTrQ

Personalize Learning: Updated Stages of Personalized Learning Environments (v5) |https://t.co/sSNRUgOfb7

Pedagógicamente, ¿cambia algo Internet? (16,11):  http://bit.ly/28NeVHR 

6 Lessons Education Can Learn From Crowdfunding | https://t.co/2hPXv5c1Q1

Javier Tourón - Talento, Educación, Tecnología | https://t.co/qfLjcZpZq6

Data analytics initiative aims to increase retention | https://t.co/H0CZfIVAR7

Connectivism - Emerging Perspectives on Learning, Teaching and Technology |https://t.co/Mg87Vs3ANy

9 instructional design principles for building an eLearning course | LearnUpon |https://t.co/EqS4pjOZ26

¿Qué dice la investigación sobre la educación a distancia? JT |https://t.co/buSPPjNSwF

La calidad de la educación a distancia es, al menos, similar a la de la educación presencial (16,12) | https://t.co/f5622tq2r9

Los MOOC en la educación universitaria | BlogBibliotecas | https://t.co/u1rH0it0bX

Elsevier purchase SSRN: Social scientists face questions over whe... | https://t.co/9a6y7IudnE

UNED | COMUNICACIÓN AIESAD en la UNED | https://t.co/yZLfA16Ecq

Monográfico: Google y las bibliotecas | https://t.co/QXO30r1k2h

Ready to Launch: Re-Envisioning the Preparation of Students for Online Learning |https://t.co/zujeiRJk8b

Distributing references via Crossref – Crossref Blog | https://t.co/Ry1BdDkJ5K

Learning Theory and Educational Technology | https://t.co/LEZneo5kGP

EDEN 2016: Re-imagining Learning Environments | Tony Bates |https://t.co/GB6onblrcJ

¿Es realmente necesario ir a la Universidad hoy en día? | https://t.co/pH47jnMWIT

CUED: RIED, Vol. 19(2) - Julio de 2016 - Sobre Juegos digitales y Gamificación |https://t.co/Uyso5KItvK

Estar informado (semanal - 18/06/2016):  http://bit.ly/1W7Bvzl 

Consulta pública de la CNMC sobre las universidades en España | CNMC blog |https://t.co/JpGPYPhgA2

Here's What Adaptive Technology Is Teaching Us About Learning - InformED |https://t.co/Y7oobDIZ4a

Learning, Doing, and the Golden Ratio ~ Stephen Downes | https://t.co/sipFD1N22K

La juventud migrante en el entorno digital | https://t.co/DQerVf6U1Y