jueves, 30 de agosto de 2012

De la enseñanza de calidad y los cursos en abierto a los cursos masivos (2 de 3)


Escribe: Manuel Castro

Los cursos en abierto han cambiado el esquema espacial y geográfico así como han globalizado el conocimiento entre unas "aulas docentes" y el mundo en su aspecto mas amplio (considerando en él exclusivamente el mundo con acceso a Internet, que aunque cada vez es mayor el acceso, sigue siendo éste no completo bien por problemas económicos en su mayoría o en algunos casos por problemas políticos).

Los motivos para la puesta en abierto de este conocimiento académico han sido varios, desde una apuesta de transmisión abierta del conocimiento por motivos altruistas (pensando basicamente en el bien comun y la humanidad), pasando por la motivación de la excelencia académica y el deseo de compartir y ampliar el alcance de la transmisión de ese conocimiento, o los motivos puramente económicos de llegar a un nuevo público y a nuevos mercados en base a un mayor alcance y difusión de la calidad de sus contenidos.

O a veces, una mezcla en mayor o menor grado de todos ellos.

El resultado ha sido un movimiento significativo de conocimientos, estructurados en materias y temas, de calidad y formatos muy diversos, accesible de forma abierta para cualquier interesado en una formacion especifica siempre que tenga acceso a Internet, pudiendo decirse que liderado en el mundo sajón por el MIT,
y en el mundo hispano, por Universia,
y 31 de sus Universidades Españolas y 20 de sus Universidades Iberoamericanas integradas en la red de 1.232 Universidades de Universia. Como ejemplos, el MIT ha incluido en su servidor OCW 1.200 cursos, o la UNED con 31 cursos.
O algunas ofertas institucionales también masivas, como el caso de la Open University, con 600 cursos ofrecidos, en su entorno LearningSpace, en constante evolución.
Algunas de las conclusiones del movimiento de cursos en abierto se pueden presentar como:
* Se ha enfatizado el uso del inglés como idioma de comunicación global y de transmisión de conocimiento e información, de forma claramente masiva sobre el resto de idiomas, reivindicando igualmente el claro y amplio apoyo de la comunidad anglosajona al movimiento,
* Algunas instituciones (pocas) educativas han “rentabilizado” dentro de su oferta educativa y de su estrategia de marketing y difusión el esfuerzo (económico y tecnológico) puesto en la iniciativa de cursos abiertos. Otras han sabido “capitalizar” este esfuerzo con iniciativas y ayudas públicas o privadas para esta apertura de contenidos y cursos.
* No está clara la integración del movimiento de cursos abiertos, con otras iniciativas “abiertas”, como pueden ser las de programas abiertos y software libre, o las de equipos o hardware libre. Esta falta de sinergia entre estas comunidades crea falta de confianza en bastantes posibles creadores o proveedores de cursos abiertos.
* La plataforma utilizada para los cursos abiertos, Educommons, aunque completa y válida para su uso y cometido, podría completarse o ser más potente en aspectos esenciales dentro del entorno educativo: mayor integración con plataformas de aprendizaje abiertas, uso de estándares educativos avanzados, empaquetado e interoperabilidad, integración de evaluación y valoración educativas, posibilidades de colaboración, etc.
* El respaldo (y uso en su mayoría) del movimiento de cursos abiertos a la iniciativa de Creative Commons ha permitido un auge muy importante y un mayor conocimiento de este formato de licencia abierto, que puede ser regulado en sus distintas posibilidades pro su creador.

Los mayores retos en este momento de los cursos abiertos y su movimiento son: su integración e interrelación con las plataformas de aprendizaje, así como la evolución del modelo de “negocio” de las instituciones impulsoras y su interrelación con las iniciativas de cursos masivos actualmente en marcha.

=========================
Manuel Castro - DIEEC/UNED
mmmcastro@gmail.com
mcastro@ieec.uned.es
skype - mmmcastro.gmail
IEEE Fellow
IEEE EdSoc President Elect
=========================