martes, 29 de octubre de 2013

MOOCs ¿Ha llegado el momento para conocer lo que está pasando y reflexionar?

Publicado por: Miguel Zapata-Ros (Universidad de Alcalá)

Hace algún tiempo, en el comienzo de los MOOCs (Zapata-Ros, octubre 2012), cuando todavía se les identificaba con los MOOCs conectivistas (cMOOCs) hacíamos una crítica basándonos en sus rasgos, o mejor en la ausencia de rasgos que los convirtiese en cursos, es decir en actividades formativas con una unidad de objetivos y de contenidos, y un proceso propio tanto de diseño como de desarrollo o de evaluación. Decíamos en la ponencia de las IV Jornadas de campus virtuales de Mallorca (Zapata-Ros, Febrero 2013) y en el artículo MOOCs, una visión crítica y una alternativa complementaria: La individualización del aprendizaje y de la ayuda pedagógica y en sendos post de Noviembre de 2012 (sobre interacción y sobre evaluación) que: 
  • No eran evaluativos
  • No eran interactivos
  • No eran investigativos.
La llegada de los xMOOCs supuso cambios, y aunque decíamos que la masividad siempre había sido un elemento contrario a la calidad (Zapata-Ros, Julio 2013), se atisbaban elemento de diseño instruccional, y se retomaban elementos de la pedagogía y de las teorías del aprendizaje para depurar los problemas que, de este tipo, se habían detectado en la crítica (Zapata, Abril 2013), y en la propia investigación a que eran sometidos, y aparecieron por un lado en Coursera un diseño instruccional muy depurado que reseñamos (Zapata-Ros, Julio 2013) y una metodología docente y de evaluación, un Learny Mastering aggiornado con automatización, que supuso un avance y un progreso indudable en esta línea. Por otro lado EDX, con la Fundación Gates hacen una apuesta por la personalización. Esas eran sin duda unas bazas que avanzaban en una opción que como decíamos (Zapata, marzo 2013) (Zapata, Enero 2013) conducían a unas alternativas a las diversas crisis a que estaba sometida la ES y que estaban en el origen del fenómeno pero que como resultado final darían lugar a algo diferente. Exactamente decíamos:
“Los MOOCs han venido para quedarse. Pero la modalidad definitiva seguramente tendrá muy poco parecido con la actual. Y lo que es seguro es que no se llamará así. La configuración de la Educación Superior que ahora empieza su camino heredará bastantes rasgos de los MOOCs pero será un producto híbrido con pluralidad de opciones metodológicas donde el parámetro ayuda pedagógica tendrá valores que oscilen entre el xMOOC puro, a una individualización basada en el perfil de aprendizaje y en la analítica que se haga para cada caso.”
De hecho algunos pasos muy significativos ya se dieron y se sigue progresando en ese camino.

La idea de la personalización cobra fuerza, la podemos ver como tendencia en el informe Horizon 2013 (es una constante en todo el informe, pero particularmente es tratada en el nuevo tipo de Learning Analytics, pág. 5 y 24 , y en los cambios significativos, pág. 9) y en 9 Characteristics Of 21st Century Learning

Los precedentes de este tipo de cursos online, como variedad de los MOOCs los podemos encontrar sobre todo en los Adaptive MOOCs (Clark, 2013), de los cuales el más representativo o más próximo a esta propuesta es el CogBooks. Utilizan algoritmos adaptativos para presentar experiencias de aprendizaje personalizadas, basadas en la evaluación dinámica y la recopilación que se hace de curso en curso. Se basan en redes de pre-requisitos y permiten itinerarios personalizados de contenido. Han sido elegidos por la Fundación Gates como una nueva e importante área para la producción a gran escala en los cursos en línea.

Pero también encontramos rasgos de esta tendencia en OLDS MOOC "Learning Design for a 21st Century Curriculum“, en Canvas de Wiley.

De hecho todo esto da lugar a nuevas taxonomías de MOOCs por Donald Clark (2013) y Grainne Conole (2013). Y modestamente a mi propuesta de una guía de diseño instruccional de MOOCs.

Al éxito de lapropuesta de los xMOOCs además ha contribuido el modelo de negocios combinado con la excelencia académica. Lo decíamos en MOOC, el modelo de negocio. (Zapata-Ros, Enero 2013) y en MOOCs, una visión crítica y una alternativa complementaria: La individualización del aprendizaje y de la ayuda pedagógica :

“La configuración de la sociedad postindustrial del conocimiento hace que “el valor esté en la matriz no en el ejemplar”. Este hecho está en la base de nuevos modelos de negocios. El más conocido es el de Google, pero es también el que subyace en el modelo de los MOOCs.
El ejemplar son los “Materiales y recursos para el aprendizaje. El soporte y la representación del conocimiento”. Pero alrededor de ellos, en su génesis, acceso y proceso, y consecuencias, hay otros elementos que constituyen la “matriz” del conocimiento y de su incorporación al individuo y a situaciones operativas de lo que externamente se conceptualiza como MOOC. Son la elaboración, la ayuda pedagógica, la metacognición, la investigación y la evaluación formativa, la acreditación y la transferencia a un contexto laboral, profesional o personal.
Esto en el caso de los MOOCs de Coursera, EDX,… significa que poseen entre sus profesores a auténticas autoridades en cada materia. Recordemos los casos de Introduction Into AI, de Sebastian Thrun y Peter Norvig, y el de Michael J. Sandel (Zapata-Ros, Julio 2013).

Pero ¿qué ha pasado entre nosotros? Por un lado se da el fenómeno que llamamos hace unos días “MOOCs de bazar chino”. Se trata de MOOCs de bajo coste, que como casi todos carece de diseño instruccional (eso no es novedad), pero además impartidos por profesores noveles o meritorios, y con videos “busto-parlante” mirando de reojo a las diapositivas.

Como ejemplo ponía el que se nos presenta en el vídeo Qué es un MOOC . Y me preguntaba, en relación a la técnica educativa empleada, ¿de qué vale que haya habido gente durante siglos devanándose los sesos en estudiar la educación y el aprendizaje, que se hayan escrito artículos, libros, tesis, investigaciones sobre docencia, estrategias educativas, recursos, evaluación, sobre cómo se aprende, sobre aprendizaje divergente,... sobre cómo es el diseño instruccional con cursos en línea abiertos? ¿De qué vale si una persona sin capacitación didáctica, con este bagaje hace esto de la forma en que se ve?

A propósito de las leyes de mercado y de los bazares chinos es muy interesante ¡y hay que llevar cuidado! con los peligros que encierran, sobre todo con temas tan sensibles como la educación superior y la investigación. Es interesante ver las referencias del post "Innovaciones disruptivas".

En esencia el principio lo que dice es que hay algunos negocios (sobre todo ahora en la emergente sociedad del conocimiento, en el mundo tecnológico) con un sector de su elaboración y distribución, de su costo en definitiva,que aunque se aumente no aumenta el costo del producto (esto pasa en el mundo de la música, la imagen, la edición,.. y en los MOOCs). Se llama "núcleo extensible". Cuando un negocio se mete en un sector, por ejemplo los "chinos" en la alimentación o en el automóvil, lo hacen en una franja que no es competencia, la de bajo coste. Finalmente como tienen un núcleo extensible fuerte de apoderan de todo el sector acabando con los que estaban antes en el nicho económico. En Murcia y en Madrid, las dos ciudades que más frecuento ahora sucede ésto con las fruterías pakistaníes. Aunque las preguntas encierran una simplificación ¿nos imaginamos que pase lo mismo con los MOOCs y este tipo de productos, los MOOCs "chinos"?

Estos días revisando los MOOCs de Miriada X, y con la idea de ver el progreso seguido en la principal opción de MOOCs de nuestro país, he accedido a la información general que se da a los alumnos. Los principios generales de la ayuda pedagógica. Además de no ver modelo pedagógico, ni de diseño instruccional, de saltarse los más elementales principios de las teorías del aprendizaje, como es el feedback en la evaluación, los test tienen una sola posibilidad de realización sin retorno, etc., nos encontramos en las orientaciones, donde podríamos ver la plasmación, de principios del aprendizaje, de ayuda pedagógica y de diseño instruccional , lo que sigue.

Hay un soporte o centro de ayuda, entendemos que la expresión “FAQs Alumnos” hace referencia a una ayuda , unos textos, que se han elaborado a partir de preguntas de alumnos hechas de forma reiterada.

Solo por destacar algunas de esas “ayudas” citaremos las de la evaluación, en en primer caso entre pares:

¿Cómo realizar una actividad P2P? ¿Cuánto tiempo lleva?
Lee atentamente las instrucciones de la tarea que vas a realizar. Sube tu tarea o escribe en el campo habilitado para ello tus comentarios, reflexiones, etc. sobre tu tarea a realizar (documento de texto, vídeo, etc…).
Si vas a subir la tarea, también tienes que escribir una breve descripción del fichero que estás subiendo en el campo habilitado para ello en el formulario de entrega. Asegúrate de que el nombre del archivo no supera los 30 caracteres.
Una vez subida tu tarea recibirás un correo electrónico indicando cuánto tiempo deberás esperar para que el sistema te asigne las tareas de tus compañeros para que evalúes.
¿Por qué no recibo tareas de mis compañeros para valorar? ¿Por qué no han evaluado mi tarea aún? ¿Por qué no me da por superada la tarea P2P si ya he subido mi tarea?
El funcionamiento de las actividades P2P es tal que una vez que se sube el fichero con la tarea que se ha solicitado o se escribe la tarea en el campo habilitado para ello, el sistema lo asigna a otros compañeros 24 horas después. Así pues, mientras que el resto de los compañeros no suban o escriban sus tareas, no se podrán asignar trabajos para evaluar.
La correcta superación de estas tareas P2P implica dinamismo y un alto grado de colaboración entre los alumnos miembros de la comunidad del curso para que todos puedan superar satisfactoriamente la actividad.
Las actividades P2P exigen subida o escritura de la tarea con unos comentarios en el campo correspondiente, y la evaluación de un número determinado de trabajos de los compañeros para superar la tarea. Por lo tanto, con subir o escribir simplemente la tarea, no se da por superada la actividad

Y ésta es la ayuda máxima para la evaluación mediante test:

¿Cómo realizar una actividad tipo test? (nº intentos, fecha límite, nota de corte…)
Las actividades de tipo cuestionario son tests de una sola respuesta correcta. La información relativa al número de intentos, así como la nota de superación del test, el tiempo para realizarlo y la fecha máxima para entregarlo, se especifica antes de comenzarlo, y la configura el equipo docente.
Ten en cuenta que la superación de cada actividad puede ser distinta aunque pertenezca al mismo curso, e incluso al mismo módulo de un curso. 
¿En qué momento el alumno agota un intento a la hora de realizar una actividad de tipo test o cuestionario?
Una vez realizado el test, en el momento en que el alumno le da a GUARDAR se agota un intento.
Por tanto es la acción de GUARDAR la que va consumiendo los intentos.
¿Puedo realizar una tarea de evaluación si se ha cerrado la fecha de dicha tarea?
Una vez finalizada la fecha estipulada para la realización de la tarea, no se puede completar.
¿Puedo rehacer un test aprobado para subir nota si solo he utilizado un intento?
Por defecto no, una vez superada la actividad no puedes volver a realizarla, aunque el equipo docente puede configurar en el test la posibilidad de subir nota, sí sólo tiene configurado 1 intento.
Es decir si sólo la puedes hacer una vez, no puedes subir nota una vez realizada y guardada porque has agotado todos los intentos que tenías.

Hemos visto que un rasgo de referencia para los xMOOCs es la excelencia académica, lo que hemos llamado, tomándolo del modelo de “innovaciones disruptivas”, núcleo extensible.

Pues bien con relación a esto nos encontramos la paradoja, más bien la parodia, de la siguiente clasificación y criterios de clasificación de los profesores (sinceramente no daba crédito a lo que veía, pero probablemente el problema sea mío):



Los criterios que dan lugar a esta calificación y la propia clasificación de los profesores están perfectamente descritos en cada curso, no cometo ninguna incorrección si señalo a algún profesor en algún MOOC de alguna universidad, están en todos los cursos accesibles desde la web pública:
Docente participante en Miríada X
¿Cómo la consigo?
Se otorga a los docentes que han creado e impartido algún curso que ya ha finalizado en Miríada X.
Descripción
El usuario ha creado e impartido un Curso Online Masivo en Abierto (MOOC) en Miríada X, trasladando con su esfuerzo y dedicación sus conocimientos a miríadas de estudiantes
Autobiógrafo



¿Cómo la consigo?
Has completado tu biografía, recibe por ello la medalla social del “autobiógrafo” si rellenas tu nombre, apellidos, usuario de Twitter o Facebook y una pequeña descripción de tu biografía, con tus gustos o aficiones, intereses o simplemente algo sobre ti mismo.
Descripción
Es una medalla que te reconoce como una persona que ha accedido a Miríada X y ha completado su perfil.
Las preguntas ante esto son dos, pero con una premisa común, ¿nadie va a decir nada sobre lo que está pasando?:
a) Con el esfuerzo y la inversión realizada. Grandes corporaciones empresariales y financieras como son Telefónica y el Santander están invirtiendo y apostando por estas opciones ¿evalúan lo que sucede? Y si lo hacen con qué criterios y donde están los criterios técnicos firmados por quién?. Hay un saber científico como se ha demostrado con EDX y con Coursera que son las teorías, las investigaciones, las evidencias de calidad en modelos y supuestos como son problema de 2 sigma, mastery learning, diseño instruccional, y las tradicionales sobre significatividad del aprendizaje, interactividad, … ¿Se permitirían algo similar si se tratase de otro tipo de inversiones? Pensemos en tecnología aplicada a medicina, agricultura, finanzas, o en inversiones de riesgo. ¿O por el contrario se trata de meras operaciones de marketing para demostrar su carácter social y lavarse la cara al deterioro social que sufren?

b) En el mundo universitario, entre los que tienen el “sagrado deber” de velar por la excelencia de la enseñanza universitaria ¿nadie va a decir nada?
Me ha venido todo esto a cuento de las recientes aportaciones realizadas en una página sobre MOOCs, de Campagne for the future of the higher education, sobre aspectos centrales en los MOOCs.

El primero es sobre la consecución de la igualdad en el acceso a los estudios universitarios. En él se examina la investigación que puede ayudar a responder a una pregunta crucial para esta cuestión:

¿Los MOOCs proporcionan un acceso significativo a la educación superior de calidad para estudiantes marginados, los más necesitados de mayores oportunidades educativas?.

Podríamos añadir ¿proporcionan acceso a una educación superior realmente efectiva?.

La respuesta que da es que la crítica que se ha hecho a la brecha digital en la educación superior que se abre con la tecnología, sigue en pie, incluso con tintes más dramáticos, si lo consideramos como un fenómeno social.

Se ha comprobado, ya hay elementos para ello, que las desigualdades, entre los que tienen el acceso regular y fiable a Internet y a las tecnologías digitales y los que no lo tienen, hacen el acceso básico a los MOOCs mucho más problemático para algunos grupos.

El trabajo evidencia que la brecha digital sigue siendo una realidad para los mismos estudiantes y grupos que los promotores de los MOOCs dicen que quieren reducir: los estudiantes de bajos recursos, los estudiantes de minorías étnicas (de color en el caso de EE UU) y los estudiantes sin la preparación académica adecuada.

Otra cuestión, y esta es mi posición personal, es la de los estudiantes talentosos procedentes de los grupos marginados, que en otro caso se podrían ver excluidos del acceso a recursos educativos de calidad y que así lo tienen. Pero no es la misma cuestión.

El segundo aspecto que trata es el de la reducción de costes.

Esta es la idea clave de la promesa que hacen los MOOCs: Que reducirán o eliminarán los costos de la educación superior para los estudiantes.

La investigación ponen de relieve que el coste para los alumnos que quieren obtener de forma efectiva un grado o postgrado universitario a través de la vía MOOC es superior que para el resto de alumnos. Aunque esta cuestión casi nunca ha sido explorado. Y ello por una buena razón: No dar datos a los gestores de la administración o de las empresas de la "eficiencia" y del coste real de la "innovación".

En este trabajo se analiza la evolución comparada de la carga económica para los alumnos que cursan grado a través de MOOCs y para los estudiantes que obtienen el grad de la forma actual. En resumen, el impulso a cursos en línea no ha hecho de la educación superior algo más barato para los estudiantes. Se ha prometido siempre que existe la voluntad, pero el día en que se cumpla esa voluntad siempre está en el futuro.

Este post ha sido publicado originalmente en Redes Abiertas. Autorizada por el autor su publicación en este Blog CUED.